Tú mismo…

Foto post tu mismo

La vida cotidiana pone a prueba nuestra resistencia psicológica cada vez que afrontamos una situación. Esto nos brinda numerosas ocasiones para vivir con alegría… o con sufrimiento! La diferencia, en gran medida, depende de nuestra perspectiva y actuaciones para afrontar cada una de las situaciones que vivimos.

Veamos algunos anti-consejos que los psicólogos sabemos a ciencia cierta que NO te ayudan:

  • Genérate problemas: Si no tienes bastante con los tuyos, ¿por qué no sentirte responsable de los problemas de los demás? Aunque no puedas hacer nada por cambiarlo, preocúpate y magnifícalos.
  • Piensa solo en el futuro: Aplaza las satisfacciones para más adelante, no bajes la guardia ni permanezcas tranquilo, porque antes o después podría ocurrir algo malo. Convéncete que ficticio o real no lo podrás soportar.
  • Compárate siempre con los demás: sin duda, esta es una de las formas más eficaces de sentirte inseguro y con baja autoestima. Concéntrate en las mejores cualidades que otros tienen y compáralas con tus mayores dificultades. Te aseguramos que siempre “saldrás perdiendo”.
  • Ignora tus emociones: niégalas cada vez que aparezcan o al menos disimúlalas expresando otras. De esta forma, te aseguras que te dificulten adaptarte socialmente y te sientas infeliz.
  • Tú tienes la razón: Piensa que hay una sola perspectiva: la tuya. Defiende que pensar en términos de blanco y negro, filtrar solo lo negativo de la realidad y suponer que sabes lo que otros piensan de ti realmente te sirve para algo.
  • No priorices: si quieres tener la sensación de tener un millón de cosas por hacer, esta es tu estrategia. La parte positiva (no te acostumbres a buscar esta parte positiva) es que probablemente te quedes a las puertas de llegar a las cosas que realmente quieres. Obstínate en abarcarlo todo, recuerda que deberás atender solo lo urgente e insignificante y olvídate de lo importante.
  • Tu lucha personal: empéñate en que el mundo debe ser como tú eres y no como es. Como si te pusieras una placa de estrella de Sheriff, es hora de comportarte como alguien al que todos teman. Déjate llevar por tu ira cuando aparezca y si te preguntan culpabiliza a los demás. No falla, tus relaciones saludables desaparecerán.
  • Evita reírte: si te tomas en serio tu vida, es mejor no reírse, y mucho menos de uno mismo o de lo que te ocurre. Aguántala como sea si quieres privarte de sentir bienestar.

Síguelos al pie de la letra si te quieres hacer la vida imposible…

Ahora bien, existe otra alternativa!

Sin negar que las adversidades forman parte del guión de la vida, puedes elegir actuar de forma muy diferente y desarrollar una mirada más funcional, aprender y  transformar tu vida en algo más positivo. ¿Con cuál te quedas?

Foto: MorgueFile
También en el blog que colaboro: http://psicologia-cpa.blogspot.com.es/ (Centro de Psicología Aplicada)

Envía un comentario

Tu e-mail jamás será publicado o compartido. Los campos requerios están marcados con*