¿Difícil vuelta de vacaciones? Conviértela en la mejor

 

blog 2

Si notas malestar, cansancio, desmotivación, tristeza, irritabilidad, nerviosismo, insomnio o molestias estomacales… lo más probable es que se deba (una vez más) al fin de las vacaciones y a la anticipación del trabajo o rutina. Este conocido “síndrome postvacacional” es una reacción muy normal y no suele durar más de dos semanas, por lo que no cabe alarmarse.

La buena noticia, es que ofrece una oportunidad única para marcar la diferencia y prevenir el malestar. Y como en la mayoría de las situaciones, dependerá de tu actitud.

¿Significa convencernos de ver “todo color de rosa”? ¿No supone un gran esfuerzo? ¿No es solo teoría? No, no y no. Se trata de aprender a pensar de forma realista, sobre cosas casi insignificantes y cotidianas que en conjunto tienen un gran poder de transformarnos. A menudo son opciones rápidas, fáciles y con efectos inmediatos. Si lo practicas, más formará parte de lo normal y no supondrá un gran esfuerzo, sino que será algo automático y estimulante. Veamos:

¿Cómo puedes hacer que estos días de retomar las obligaciones cotidianas sean tan buenos como los de antes? ¿Cómo puedes aumentar tu bienestar?

Por ejemplo, te puede ayudar…:

  1. Adaptarte a los nuevos ritmos de forma anticipada y relajada. Programar la vuelta al menos dos o tres días antes y recuperar tu horario habitual de sueño y comidas, reincorporarte a media semana al trabajo…
  2. Desmitificar: ni las vacaciones son tan “maravillosas” ni la vuelta tan “horrible” (siempre y cuando lo que vayas a hacer te motive y te sientas reconocido). Y recuerda que hay otros fines de semana, festivos y puentes esperándote!
  3. Aprovechar la inercia y energía para afrontar nuevos retos personales y laborales. Y si no es posible marcar tus propios ritmos como antes, disfruta de la mirada fresca y renovada en cada tarea que comienzas.
  4. Retomar de forma gradual las tareas. Es importante priorizar las tareas y empezar por lo más agradable y sencillo. Ten en cuenta que seguramente no seas tan productivo ya que tu rendimiento y concentración al principio no va ser óptimo. Descansa a menudo = energía
  5. Potenciar la vida social y familiar. No te regodees en el malestar por la vuelta y ejercita el humor más que nunca, sal a tomar algo o practica ejercicio moderado…Por cierto, ¿has hecho algo agradable en tus vacaciones que puedas continuar haciendo?

Ahora:

¿Qué se te ocurre hacer hoy que marque la diferencia? ¿Qué puedes perder?

¡Emprende al menos una acción! ¡Ya!

Te invito a comentar con nosotros alguna actitud (o acción) propia que te ayude a mejorar tu vuelta a la rutina, así como tus experiencias y opiniones. ¡Gracias!

2 Comentarios

  1. Enviado el 2 septiembre, 2013 a las 21:19 | Enlace

    Hola Marta!
    Yo tengo una lista de cosas q me encaaaaanta hacer en otoño-invierno, así q igual motivan a alguien!:
    Me gusta mucho leer en la playa, pero como un buen libro en casita, con la manta, cuando llueve fuera….eso si que me gusta
    Me gusta ir al cine de verano, pero las sillas son muy duras!!! Y las pelis son repetidas, así que estoy deseando que vengan las pelis nuevas del invierno
    Me gusta el sol y la playa, pero estoy deseando tapar mis michelines con unos vaqueroooosssss!!!! Así que viva ir a la playa vestida, un día soleado de invierno!!!!
    Me gusta la vuelta al cole de las niñas, el olor de los lápices nuevos, y las benditas actividades extra escolares para poder volver al gimnasio!!!
    Me gustan las migas, las comidas con amigos en los pueblos, las excursiones a casas rurales, las luces de Navidad, el olor de las calles después de la lluvia (cuando en almería llueve, claro)
    Y por último, me gusta mi trabajo, y como esta en el centro de almería, en verano hay muy poca gente y estoy deseando que llegue el invierno para que sea más divertido!!!!
    Ale, yalodichoto. Jeje.

    • Enviado el 4 septiembre, 2013 a las 8:07 | Enlace

      Muchas gracias Loles por tus aportaciones!
      Transmites muy bien la “actitud” de la que hablamos y sabes aprovecharte de las ventajas que te proporciona cada momento del año.
      Además, traer al presente recuerdos y sensaciones agradables, es casi volver a experimentarlos, por lo que es otra fuente de bienestar que perfectamente podríamos añadir a la lista anterior!
      Saludos,

Envía un comentario

Tu e-mail jamás será publicado o compartido. Los campos requerios están marcados con*