4 frases que siempre ayudan a alguien deprimido

 

¿Conoces a alguien que esté deprimido? ¿Tu pareja, un amigo, un familiar…? Si es así, habrás notado que no disfruta de muchas cosas, duerme mal, está más irritable o llora a menudo. Puede que hayas intentado ayudar con amabilidad, pero si ha pasado tiempo y el estado de ánimo no ha mejorado, seguramente hasta sientas cierta crispación y enfado.

Fíjate, que aquí hablo de depresión y no de tristeza. ¿Cuál es la diferencia? Muy sencillo: la tristeza es una emoción normal ante una pérdida o fracaso importante para la persona (realista), mientras que la depresión surge de una exageración. Veamos, cuando muere un ser querido…

– Pensar “le echaré de menos” -> es normal, es realista y nos provocará tristeza

– Pensar “nunca volveré a disfrutar” ->es exagerado, distorsionado y nos provocará depresión

 

Depresión

Y es que no es nada fácil ayudar a las personas que pasan por una depresión. Cada vez cuesta más comprender por qué no puede mejorar, mientras la apatía y el pesimismo hacen su papel y parecen “cambiar” a la persona.

¿Qué puedo decir yo que ayude?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la forma de relacionarse con las personas deprimidas es muy importante: lo que dices puede frenar o acelerar este proceso de recuperación.

Ahora bien, desde luego debes saber que ni eres la única influencia ni la más importante en que mejore. Los cambios, en todo caso, deberán arrancar desde el interior de la persona. Deberá aprender a ver las cosas de forma diferente y actuar en consecuencia.

Para potenciar tu capacidad de ayudar a una persona deprimida, he descubierto que suelen ser muy útiles las siguientes afirmaciones. Solo es necesario ajustarlas al estilo y situación de cada persona. Empecemos:

  1. “Comprendo que estás fastidiado”. Demuestra empatía y transmite que sabes que está pasando por un mal momento. Validar su “malestar” significa validar su persona. Además, no desean que otros vengan a decirles lo que tienen que hacer o a “solucionarles” la vida. ¿A caso no han pensado en las posibles soluciones? Lo que pasa es que no se ven capaces de llevarlas a cabo. Además, evita en lo posible, caer en la tentación de decir “sé positivo”, “vamos, alégrate” o “sé cómo te sientes”… provocan el efecto contrario: más culpa y tristeza.                                                                              
  2.  “No estás solo, estoy aquí para lo que necesites”. Las personas deprimidas suelen sentir profunda soledad e incomprensión, por lo que recordarles tu apoyo sin enjuiciar e implicandote  verdaderamente, es el mejor potenciador del estado de ánimo.                                                                      
  3. “Aunque no te sientas bien, creo en ti y eres genial”. Por mucho que pueda parecer una afirmación forzada, es fundamental trasladarle que le valoras y es una persona importante para ti. Lo normal es que haya perdido la esperanza y confianza en sí mismo. Hazle ver que sus emociones no serán permanentes “puede que ahora no lo sientas así” y que en un futuro podrá sentirse mejor.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            
  4. “Vamos a…” Los psicólogos sabemos que los pensamientos negativos influyen mucho, pero es CLAVE cambiar su comportamiento. Proponle actividades, ya que se ha demostrado que cuantas más actividades agradables realice, mayor será su estado de ánimo. Solo algunas sugerencias para que esto funcione:                                                                                                                                                                                                                                                                                                     
  • Propón actividades que le GUSTEN, y que a ti también te apetezcan.
  •  Incide en las actividades más sencillas y agradables.
  •  Sé lo más específico posible. Invítale a un concierto o a dar una vuelta, no esperes que la persona deprimida diga “tomemos algo”, “vente             conmigo…” ya que podrías quedarte esperando eternamente.
  • Mantente relajado, sé empático y sobre todo ¡no le trates como un enfermo!
  • Si se niega, puedes insistir bromeando pero evita forzarle demasiado.
  • Alienta y premia las pequeñas mejoras (cuando sonría, tome la iniciativa, se esfuerce o participe en algo…). No vale la pena prestar excesiva atención a los comportamientos depresivos (llorar, quejarse en voz alta…) y si a ti no te gustan los reproches o sermones…¡a ellos tampoco! No son eficaces y solo llevan a sentirse peor.

Si definitivamente la depresión de tu amigo, pareja o familiar ves que es severa, necesitarás una mano. Apóyate de un psicólogo que te ayude y facilite su recuperación. No te angusties si la progresión no es inmediata, recuerda que a medida que la terapia vaya funcionando su estado de ánimo irá en ascenso.

 

Si te ha gustado el artículo, déja tus comentarios y ayúdame a compartirlo en Facebook y Twitter! Gracias!

 

Foto 1: Flickr – Entrer dans le rêve

Foto 2, 3, 4, 5: Mr. Wonderful

 

4 Comentarios

  1. Enviado el 19 febrero, 2014 a las 10:12 | Enlace

    Me encanta este post. Nos viene muy bien a todos porque es fácil, con los tiempos que corren y las vidas que llevamos, encontrarnos a algún amigo o familiar deprimido, así que tener unas “frasecillas clave” o una ruta a seguir para intentar echar una mano, es fenomenal. Además, me encanta que hayas utilizado fotos de tazas para cada frase. Un post muy currado y muy útil. Gracias, Marta.

  2. Enviado el 13 septiembre, 2014 a las 2:41 | Enlace

    Mi amiga esta muy deprimida xk salio de la escuela y extraña tdo y esta triste y n sabe lo k kiere ella misma k le puedo desir tdo el tiempo es negativa

  3. Enviado el 17 diciembre, 2018 a las 4:55 | Enlace

    Me encantó, es mucha utilidad

    • Enviado el 17 diciembre, 2018 a las 10:19 | Enlace

      Me alegro, Nelly, que te haya ayudado. Un abrazo!

Envía un comentario

Tu e-mail jamás será publicado o compartido. Los campos requerios están marcados con*