¿Qué harías sin miedo?

¿Qué harías si no tuvieras miedo?

¿Qué harías si supieras que no vas a fracasar?

Persigue tus sueños

Seguramente, te has planteado antes estas preguntas, pero… ¿las has examinado en profundidad, o mejor dicho, ¿las has puesto a prueba?

Veamos: ¿qué te lo impide? ¿realmente es tan arriesgado? En general, nos ponemos muchas excusas (qué pensarán mis amigos, qué dirá mi familia….) y mi favorita (¿y si fracaso?) Piensa en el trabajo que deseas o en tu vida personal. ¿Qué harías? ¿Qué te llama?

¿Cuál es tu SUEÑO?

El riesgo que crees que puedes tener, no es real. Es la perspectiva del miedo. Y por él, no harías nada nuevo. Por esto, sin miedo, ¿qué tienes qué decir? ¿Qué pasa si fracasas…? En serio, ¿es tan grave?

Si crees que puedes perder tu estabilidad económica, ¿qué? Si vives en una ciudad grande como Madrid o Barcelona, seguro que no notarías mucho la diferencia y  ahorrarías más bien poco.  Si tienes amigos, ¿qué pensarán? Los de verdad, querrán que seas feliz , ¿no? …y los que no…¿para qué preocuparte por lo que puedan pensar? Si no eres feliz ahora, ¿por qué conformarte? ¿Has pensado en lo que puedes ganar?

Claro, que conlleva riesgos perseguir tus sueños. Algunas puertas se cierran, ¿es que es posible tener todas las puertas abiertas para siempre? Pero, de ahí a preocuparnos más de los riesgos que de perseguir los sueños…!!Si vas a conseguir tus sueños!!

Ahora: una vez que te hayas “tirado a la piscina”, ya no tendrás miedo porque ya lo habrás hecho.

Y cuando reduces un miedo, además, reduces los demás. No solo porque te enfrentes a ellos y veas que no pasa nada (o que incluso ocurren cosas buenas), sino porque aprenderás que no hay nada que temer.

Es más, comete todos los errores que puedas. Y aprende cuanto antes de ellos para dejar de tener miedo.

¿Y tu, qué vas a hacer?

2 Comentarios

  1. Enviado el 14 marzo, 2014 a las 19:13 | Enlace

    Muy buen post, desde luego el miedo nos paraliza. También entra en juego aquí el tema de vivir en la llamada: “zona de confort”. Arriesgarse no es fácil, pero siempre merece la pena.
    Actualmente hay una tendencia derivada de la Nueva Economía que desestigmatiza el fracaso, en concreto el llamado “fracaso rápido” o “fail fast”, según la cual merece la pena lanzarse y probar todo, y cuanto antes mejor, a pesar de que probablemente fracase, pero así se obtiene valor y conocimiento rápido y barato.Citando a Henry Ford: “El fracaso es una oportunidad para empezar de nuevo, pero más inteligentemente”.

    • Enviado el 7 mayo, 2014 a las 10:43 | Enlace

      Lo mismo digo, muy buen comentario. Respecto a esta tendencia, es positivo que se esté superando el miedo al fracaso, tanto social como individualmente, siempre y cuando sirva para maximizar el potencial de cada individuo.
      Agradecerte la información tan valiosa que aportas.
      Saludos,

Envía un comentario

Tu e-mail jamás será publicado o compartido. Los campos requerios están marcados con*